Inauguración de la exposición "O traxe e o viño fan o camiño" en la Casa Galega da Cultura

El viernes, 24 de marzo, a las 19:00 h, tendrá lugar en la sala de exposiciones de la Casa Galega da Cultura (plaza de la Princesa, 2), la inauguración de la muestra "O traxe e o viño fan o camiño", integrada en los actos de la Reconquista da Vila de Vigo, organizados por la AVC do Casco Vello, con la colaboración de la Concellería de Cultura.

El objetivo de esta exposición es dar a conocer pequeños fragmentos de nuestra historia que unidos formen una imagen de cómo vivían nuestros antepasados hace más de cien años, y por supuesto cómo vestían. En esta ocasión vamos a retroceder 110 anos y conocer cómo hacían el vino y todas las tareas alrededor de él.

En esa época lo que se cultivaba en cada hogar era para uso propio mayoritariamente; el maíz para hacer pan y dar de comer al ganado, la huerta para el sustento de la familia y la uva para consumo en la casa. El cuidado de la viña (poda, sachado, sulfatado, vendimia, etc.) eran labores que se distribuían a lo largo del año. Este era un proceso duro, principalmente en nuestra zona donde las viñas estaban emparrados bajos por lo que tenían que trabajar arrodillados. Para tener un buen vino comenzaban en invierno podando y atando las viñas, este era un proceso que había que conocer muy bien, ya que una mala poda estropearía la viña y reducía la producción de uva. Después de podar ataban las viñas con mimbre.

Había que sachar las viñas para mantenerlas limpias de malas hierbas y tenían que sulfatarlas para evitar enfermedades como el mildíu. Cuando la uva madura, en los meses de septiembre u octubre, llega el momento de vendimiar. La uva se recoge y se traslada a la bodega donde se aplasta y prensa para sacar el mosto que se introducía en barriles de roble, donde fermentaba y se guardaba para usarlo. Con el bagazo (restos de uvas que quedaban después de sacar todo el mosto) hacían el aguardiente blanco, si sólo se destilaba el bagazo, y de hierbas si se añadían hierbas aromáticas que le daban el sabor característico.

Para estas tareas la ropa que usaban era ropa habitual, cómoda y sufrida, confeccionada con telas rústicas y fuertes fabricadas artesanalmente (lino, paño, estameña, etc.) que resistían el paso del tiempo. Aunque la mayoría no tenía más que una muda, se sentían orgullosos de su traje, y aunque sencillo, lo adornaban con bordados, lorzas, etc y teñían el lino para darle color, etc.

La exposición está comisariada por Patricia González Iglesias, formada como diseñadora de moda y patronista-escaladora. Crea su propio taller de costura hace casi 17 años, donde investiga, diseña y confecciona artesanalmente trajes tradicionales, fundas para instrumentos a medida, vestidos para gaitas, etc. Desde hace años es la profesora responsable del curso de costura tradicional de la Asociación Veciñal do Casco Vello de Vigo, así como del asesoramiento y confección del vestuario de la representación de la "Festa da Reconquista da Vila de Vigo". Poseedora de diversas distinciones, tales como Certame de Xóvenes Deseñadores de Camariñas, Certame de Promoción da Moda Vigoferia y Mostra de Novos Creadores de Moda da Xunta de Galicia, también ha participado en conferencias y exposiciones (A Reconquista de Vigo en el Museo Quiñones de León, Mostra do Traxe Tradicional Galego en el Casco Vello do Concello de Vigo, etc.).

La exposición cuenta con la participación de creadores escenógrafos, estudiantes de este arte en la ESAD de Galicia, ya que Vigo fue la ciudad que vio nacer a los primeros titulados superiores de Galicia en esta disciplina, que goza de un prestigio y de un reconocimiento importante a nivel internacional.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 16 de abril, y contará con horarios de apertura especiales el sábado 2 y domingo 3 (de 11:00 a 14:00 h y de 17:00 a 21:00 h).